jueves, 9 de junio de 2011

Comida Ikea

   No lo puedo evitar, me encanta Ikea. Las mil chuminadas que tiene, ir a ver como han montado salones, habitaciones y cocinas... cojo un  montón de ideas. Pero de las cosas que más me gustan es cuando al salir te encuentras la tienda de comida sueca. Siempre cae algo, los arenques son una pasada, las galletas... me paso un buen rato dando vueltas, cogiendo paquete a paquete a ver que es, como lo puedo usar mmmm
   Uno de mis últimos descubrimientos fueron los panes, bueno, no los panes en si, sino los preparados para hacer pan. Hay dos, y son buenísimos. Esta vez he probado el pan de centeno.

   El pan de centeno poco a poco va ganando adeptos en nuestro país, pero en los países del norte de Europa es más habitual su consumo que el pan blanco. Tiene una miga más oscura que el pan con harina de trigo, por eso muchas veces mezclan estas dos harinas para darle otro aspecto y otra textura a la miga. He estado investigando un poco y he llegado a la conclusión de que este pan tiene muchas ventajas frente al pan de harina de trigo, una de ellas es su alto contenido en fibra; también dura más tiempo tierno (eso es verdad, porque ha durado varios días en el mismo estado que el primero) y también tiene menos contenido en gluten, que para gente con problemas relacionados con la celiaquía es una ventaja. Esto último también influye a que el pan leve menos y tenga la miga más densa, pero no por eso es peor.
   Una de las cosas que más me llamó la atención de este pan, es la cantidad de semillas que lleva: copos de trigo, de centeno, semillas de girasol y de lino. La elaboración no puede ser más fácil. Viene envasado en un tetrabrik y simplemente hay que abrirlo un poco, añadir 600 ml de agua, agitar bien unos segundos; verter en un molde, dejar levar y hornear. ¿ Fácil verdad?

   El resultado, un pan oscuro, de corteza durita pero interior húmedo y esponjoso; el sabor muy bueno, potente. Lo hemos probado con mantequilla y mermelada para desayunar y es un auténtico lujo. Pero creo que con un buen paté también tiene que estar estupendo. Vamos, que por escasos 3 euros tienes un pan estupendo para varios días. Os lo recomiendo

11 comentarios:

  1. qué tendrá Ikea que crea adicción??

    ResponderEliminar
  2. Y las salchichas congeladas? y la mermelada? y la cebolla? y las albondigas? a mi me pasa igual prefiero no ir porque todo me gusta,Y AHORA ME HAS PICADO CON EL PAAAAAAAAAN

    ResponderEliminar
  3. Pues yo nunca he comprado nada, curioso, creo que me estoy animando...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo desde luego estoy enganchá a Ikea, menos mal que los dos más cercanos están a una hora de camino, que si no... y es lo que tu dices, cuando terminas y te vas a la tienda sueca ya es una locura total. Da una curiosidad todo lo raro comestible verdad? yo los panes no los he probado todavía, pero lo que no me falta nunca es la cebolla frita, me parece deliciosa. La próxima vez que vaya me acordaré de tí fijo y el pan me lo traigo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Es verdad chicas, la cebolla es lo más!!!!!

    ResponderEliminar
  6. síiiii, la cebolla frita!!! a mí Ikea me pilla como a 100km de donde vivio, y cuando voy aprovecho a coge ceboola en bolsas grandes, jeje.
    y la mermelada de gorsellas??? riquísima también, muchas tartas las relleno con ella.
    besos y buen finde!!!

    ResponderEliminar
  7. yo tb asoy fanatica de ikea no se como hemos podido vovir tanto tiempo sin el jaja besos wapa

    ResponderEliminar
  8. He probado este pan, en casa nos gusta mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. La semana que viene me voy al Ikea y pruebo el pan, la cebolla y todo!! besos

    Marisa

    ResponderEliminar
  10. jajajjaajajja esta es mi chica...me gusta el pan negro ,blanco,tostao, de maiz ...y si viene ya preparado no puedo pedir mas ..bueno si la maquinita jijijiji
    buen finde linda
    loli

    ResponderEliminar
  11. uyy la cebolla del Ikea es como una adicción, se la pongo a ensaladas, bocadillos, y demás.
    Pero las albondigas estan de muerte, mira que me encantan las caseras y hacerlas en casa, pero estas tienen algo, un no se qué, que a mi paladar le encantan.
    La proxima vez me apunto al pan, gracias por la acotación guapa.
    un beso,
    niu
    http://desdelacocinadeniuconamor.blogspot.com

    ResponderEliminar